Deco y Diseño

Expresión y Creatividad

El diseño, la decoración y la renovación de la casa, constituyen para muchas personas un medio extraordinario de expresión y creatividad.

Shabby Chic es un estilo luminoso, alegre, y muy romántico.

Escrito por Claudiamartin 18-06-2015 en Vintage. Comentarios (0)

                                                            

Pero Shabby Chic va mucho más allá del estereotipo de un par de flores de té de colores. A estas cualidades, me gustaría añadir que el estilo sugiere cosas que se heredan y no producidos en masa comprados en los negocios. También es un estilo en el que se aprecia la belleza del proceso y la evolución del desgaste obtenido con el tiempo.

Para darle a la casa un toque “vintage” que cuando se conoce, enamora… les doy unas ideas de este estilo.

 
                                                                                                                        

- Hay que crear un ambiente hogareño en el que mandan los materiales naturales, como la madera, el hierro y el mimbre. 

Las telas estampadas, puntillas, mantas tejidas, las carpetas y cortinas de crochet son ideales para este estilo…

- Una de las características de Shabby Chic, tiene que ver con la mezcla de piezas de muebles antiguos con otros, muy pocos, de estilo moderno.

- Es ideal cuando tenes muebles antiguos, y queres reciclarlos y cambiarles un poco el aspecto.

- Algún mueble heredado a la espera de ser blanqueado y restaurado.


              


Esa es la belleza del estilo Shabby Chic.

- Aparadores antiguos o algún tocador. También se pueden utilizar en un hall de entrada, en una oficina femenina o el comedor como opciones de almacenamiento elegante. Un lijado, un par de capas de pintura y otro de lijado darán una pieza increíble. Busquen perillas delicadas, vintage, para añadir color y encanto.

- Alguna mesa desgastada, para el comedor o la cocina.

- Un viejo baúl, su pintura descascarada en los bordes, dándole nueva vida, como una mesa ratona en el living.

- Otra opción si tienen sillas modernas, y les gusta este estilo, es pintarlas de colores pasteles y lijarlas, obtendrán un look envejecido.

- El blanco predomina como base de la decoración, para combinarlo con tonos pastel “como rosas, verdes agua, celestes, marfiles, cremas, turquesas, fucsias, amarillos, etc.”.


- Los colores pasteles si, pero mezclados con maderas, hierro y mimbre de aspectos envejecidos. 

  Combinados con técnicas de craquelados, decoupage y decapados.

- Empapelados floreados, a cuadros o con rayas, para las paredes.



- La ropa de cama es una buena ocasión para conseguir este look tan Shabby en tu habitación. Y si se añade un dosel con tul blanco, el resultado es realmente perfecto.

                


Combinar diferentes tamaños y colores de almohadones, algunos tejidos, telas floreadas, a rayas o a lunares, con puntillas.

      - Un jarrón de rosas del jardín, o alguna taza de té usada como florero. 

- Un espejo vintage, enmarcado con una pieza de hierro floral blanco rescatado de una antigua puerta, pero aún encantadora.


- Una lámpara de araña, un conjunto de velas con aroma a vainilla añadiendo un brillo cálido a una habitación acogedora y romántica. 

        

- Iluminar una habitación con una lámpara de araña, es una gran manera de añadir un poco de elegancia extravagante a un espacio. 

Colgar una, sobre una mesa o en la esquina de una habitación para luz extra.

                                  

   

                     

La belleza, el encanto y el atractivo de los objetos antiguos, gastados y envejecidos. Aunque algunos pueden encontrar en la frase shabby chic  la idea de algo "viejo" desvanecido y arruinado, pero puede transformarse en chic “elegante y con estilo”.

Nos vemos en quince días!!

Saludos.

Claudia Martin  

Diseñadora de Interiores   

Diseñadora en arreglos florales


CALAS Y FRESIAS

Escrito por Claudiamartin 04-06-2015 en Arreglos florales. Comentarios (0)


Este artículo, se lo dedico a mi abuela Chela, una enamorada de las flores, de las plantas. Ella me contagió y enseñó la pasión por las plantas, a deleitarme con el aroma y los colores de las flores. A disfrutar la naturaleza. 

Me llamó una asociación, me pidieron que haga la ambientación con arreglos florales para una cena. 

Me dijeron que haga los arreglos a mi imaginación, que utilice las flores que yo quiera, pero que les ponga calas.

Me levanté temprano para ir al mercado de las flores, es mejor estar ahí a las 6,30hs. de la mañana, ver todas las flores que hay y elegir lo mejor, en calidad y precio. Si vas más tarde, no se consigue nada, porque los que tienen puestos de flores van temprano y se llevan casi todo.

Me encanta ir ahí, un puesto al lado del otro con canastos llenos de flores, la variedad de las flores cambia de acuerdo a la época del año.

Todas las flores que hay, son cultivadas en Argentina.

Bueno, lo primero que tenía que hacer es fijarme si había calas, por suerte había varios puestos que tenían, y no solo encontré calas blancas, si no que también había calas teñidas y hubo unas que me encantaron, estaban teñidas de negro. Las compré enseguida, para que otro no se las lleve. Y me fui….. con mis calas blancas y negras.

Ahora, tenía que elegir otras flores y follaje para armar los arreglos. 

Probé combinar diferentes colores, y me decidí por fresias amarillas y blancas (me encanta el aroma de las fresias, fresco, dulce, muy suave). 

Y fritillaria, es una vara larga, que tiene flores con forma de campanitas en color verde claro.

Para el follaje compré: hojas de calas, hojas verdes grandes (las dos, en diferentes tonos de verde) y unas hojas en color bordeaux. Todas con formas y colores distintos, para que en el arreglo haya variedad de texturas, alturas y crear volumen. 



Mesas

Para las mesas hice bouquet, son unos arreglos bajos, y su forma es más bien redonda.

Cuando se colocan flores en una mesa, hay que tener en cuenta que la altura no sea demasiado alta. Para que las personas que están sentadas, puedan dialogar y comunicarse cómodamente, sin tener que estar esquivando las flores.

Utilicé, fresias amarillas, fresias blancas, fritillaria, hojas de calas, y una cala negra en cada centro de mesa. 

Las calas negras llamaron muchísimo la atención, todos preguntaban donde las había conseguido.

También coloqué unos frasquitos con una vela adentro, en color morado oscuro, para que acompañe el color negro de la cala.

    


Arreglos grandes



Para completar el ambiente, diseñe unos arreglos de mayor tamaño, y los dispuse en diferentes lugares de la sala.

Coloqué la hoja grande verde hacia un costado, las calas blancas a diferentes alturas, para darle volumen. La fritillaria, acompañando la altura de las calas. Las fresias amarillas debajo, las hojas en bordeaux y una hoja de cala.


En la entrada de la sala, junto a unos escalones, hacia uno de los costados, puse uno de los arreglos grandes, coloqué piedras y entre ellas unos frasquitos con velas plateadas.








   


Quedo un ambiente agradable y muy cálido!

Cualquier consulta o comentario me pueden escribir.

Saludos.

Claudia Martin  

Diseñadora de Interiores  

Diseñadora en arreglos florales