Diseño escandinavo o diseño scandi

Escrito por Claudiamartin 27-08-2015 en escandinavo. Comentarios (0)

El diseño Escandinavo o diseño Scandi, como suele llamarse, tiene la capacidad de transmitir calidez y frescura al mismo tiempo, con muebles y accesorios de líneas sencillas y tonos neutros.

Espacios con un aura nórdica, moderna y atemporal.

El estilo scandi está determinado por el clima y la ubicación geográfica de sus países de origen, de ahí que tenga como objetivo fundamental lograr ambientes cálidos y luminosos.

El estilo nórdico, busca la luz y potenciar al máximo el espacio. Por pequeña que sea la casa, se consiguen ambientes agradables y luminosos. Combina perfectamente la calidez con la vanguardia. Se aprecia el buen diseño de una pieza, la trascendencia de un mueble de diseño y el valor de un objeto popular o vintage. El diseño está presente en todo lo que lo rodea. 

En este estilo, conviven en perfecta armonía piezas de bajo precio, con muebles de diseño, tanto clásico como contemporáneo. No puede faltar una lámpara o silla de diseño reconocible (Eames, Panton, Bertoia, Jacobsen…), estanterías como la String y plantas como la costilla de Adán. En definitiva, saca el máximo partido a todo lo que le rodea con un resultado exquisito.

  

 

 

 

  



   

   

   


Este estilo encaja en cualquier tipo de casa, en cualquiera. Se adapta muy bien a hogares de todos los tamaños. Si son luminosas y espaciosas, mejor, pero no hay limitaciones. A las pequeñas y oscuras les sacará mucho más partido que cualquier otro estilo. Sólo hay que cuidar que los muebles elegidos tengan una apariencia ligera; por ejemplo patas de sillas y mesas, alámbricas.
El estilo escandinavo admite muchísimas variantes. Desde el blanco total, hasta versiones coloristas con notas étnicas y barrocas. Lo fundamental, es que el espacio envolvente sea neutro, con predominio de blancos y maderas y que aportemos el valor diferencial de color, con los tapizados, almohadones, alfombras y objetos.
La clave del estilo en una casa, es que tiene que haber coherencia y una idea de conjunto, entre todos los ambientes.

Los techos y paredes son siempre blancos.

Los muebles ideales para una decoración escandinava, deben ser discretos y sencillos, con una línea de diseño recta y pura.

Los suelos de madera clara como el roble blanqueado, la madera de haya o el abedul, lo emplean incluso en las cocinas. Las maderas se muestran lo más naturales posibles, tratadas con aceite o barniz mate.


Es habitual reciclar suelos de maderas antiguos pintados en blanco o ligeramente decapados. En los países nórdicos es muy habitual contar con esa base.

    


Las mesas de comedor tienen un papel muy importante. Suelen ser vintage o de madera maciza, y casi siempre aparecen combinadas con sillas de diseño del siglo pasado y lámparas suspendidas.

En el living, los sofás son siempre amplios y cómodos, acompañados con almohadones de colores y estampas, nunca faltan varias mesas en el centro.


Aunque en las telas y alfombras es donde puede darse un toque mas personal, el nórdico más puro, apuesta por estampados geométricos, en blanco y color o en blanco y negro.


Hay algunos símbolos que siempre acompañan a los interiorismos nórdicos, como las mesas y sillas de finas patas, ligeramente inclinadas. El pájaro de Eames, o la lámina de los ojos de Olle Eksel.

     

  

    

 


Otro básico es la estantería String, aparece en todos los ambientes. Diseñada por el arquitecto sueco Nils Strinning, uno de los principales diseñadores de mediados del siglo XX que construyeron los cimientos del diseño escandinavo.

Un innovador concepto, convertido en una de las piezas más queridas y admiradas del diseño escandinavo clásico. Una estantería String siempre se puede reconstruir, reinventar o transformar.  


Los espacios son siempre funcionales y versátiles. También los muebles, que se descontextualizan a menudo. Es habitual ver una silla o un taburete, haciendo de revistero, apoya libros o mesa auxiliar, también en lugar de una mesa de luz. O una escalera donde apoyar objetos.

Es usual, encontrar a la naturaleza presente en las diferentes habitaciones de la casa: troncos de madera, ramitas secas decorando jarrones, pieles sobre las sillas o sofás, etc. Plantas naturales y jarrones con flores, brindando un aire fresco.

  



Las bibliotecas siempre están integradas a los ambientes.


La iluminación con velas, caracteriza este estilo. Así también las lámparas colgantes y de pie, puro diseño. La luminaria focalizada para destacar un objeto, y a su vez creando un lugar acogedor.

    

  

  


En las casas de estilo nórdico, también es frecuente encontrar paredes decoradas de cuadros con mensajes. Frases positivas que favorecen una actitud alegre y distendida.


Nos vemos en quince días!!

Cualquier pregunta o comentario me pueden escribir.

Saludos.

Claudia Martin  

Diseñadora de Interiores   

Diseñadora en arreglos florales