Shabby Chic es un estilo luminoso, alegre, y muy romántico.

Escrito por Claudiamartin 18-06-2015 en Vintage. Comentarios (0)

                                                            

Pero Shabby Chic va mucho más allá del estereotipo de un par de flores de té de colores. A estas cualidades, me gustaría añadir que el estilo sugiere cosas que se heredan y no producidos en masa comprados en los negocios. También es un estilo en el que se aprecia la belleza del proceso y la evolución del desgaste obtenido con el tiempo.

Para darle a la casa un toque “vintage” que cuando se conoce, enamora… les doy unas ideas de este estilo.

 
                                                                                                                        

- Hay que crear un ambiente hogareño en el que mandan los materiales naturales, como la madera, el hierro y el mimbre. 

Las telas estampadas, puntillas, mantas tejidas, las carpetas y cortinas de crochet son ideales para este estilo…

- Una de las características de Shabby Chic, tiene que ver con la mezcla de piezas de muebles antiguos con otros, muy pocos, de estilo moderno.

- Es ideal cuando tenes muebles antiguos, y queres reciclarlos y cambiarles un poco el aspecto.

- Algún mueble heredado a la espera de ser blanqueado y restaurado.


              


Esa es la belleza del estilo Shabby Chic.

- Aparadores antiguos o algún tocador. También se pueden utilizar en un hall de entrada, en una oficina femenina o el comedor como opciones de almacenamiento elegante. Un lijado, un par de capas de pintura y otro de lijado darán una pieza increíble. Busquen perillas delicadas, vintage, para añadir color y encanto.

- Alguna mesa desgastada, para el comedor o la cocina.

- Un viejo baúl, su pintura descascarada en los bordes, dándole nueva vida, como una mesa ratona en el living.

- Otra opción si tienen sillas modernas, y les gusta este estilo, es pintarlas de colores pasteles y lijarlas, obtendrán un look envejecido.

- El blanco predomina como base de la decoración, para combinarlo con tonos pastel “como rosas, verdes agua, celestes, marfiles, cremas, turquesas, fucsias, amarillos, etc.”.


- Los colores pasteles si, pero mezclados con maderas, hierro y mimbre de aspectos envejecidos. 

  Combinados con técnicas de craquelados, decoupage y decapados.

- Empapelados floreados, a cuadros o con rayas, para las paredes.



- La ropa de cama es una buena ocasión para conseguir este look tan Shabby en tu habitación. Y si se añade un dosel con tul blanco, el resultado es realmente perfecto.

                


Combinar diferentes tamaños y colores de almohadones, algunos tejidos, telas floreadas, a rayas o a lunares, con puntillas.

      - Un jarrón de rosas del jardín, o alguna taza de té usada como florero. 

- Un espejo vintage, enmarcado con una pieza de hierro floral blanco rescatado de una antigua puerta, pero aún encantadora.


- Una lámpara de araña, un conjunto de velas con aroma a vainilla añadiendo un brillo cálido a una habitación acogedora y romántica. 

        

- Iluminar una habitación con una lámpara de araña, es una gran manera de añadir un poco de elegancia extravagante a un espacio. 

Colgar una, sobre una mesa o en la esquina de una habitación para luz extra.

                                  

   

                     

La belleza, el encanto y el atractivo de los objetos antiguos, gastados y envejecidos. Aunque algunos pueden encontrar en la frase shabby chic  la idea de algo "viejo" desvanecido y arruinado, pero puede transformarse en chic “elegante y con estilo”.

Nos vemos en quince días!!

Saludos.

Claudia Martin  

Diseñadora de Interiores   

Diseñadora en arreglos florales