CALAS Y FRESIAS

Escrito por Claudiamartin 04-06-2015 en Arreglos florales. Comentarios (0)


Este artículo, se lo dedico a mi abuela Chela, una enamorada de las flores, de las plantas. Ella me contagió y enseñó la pasión por las plantas, a deleitarme con el aroma y los colores de las flores. A disfrutar la naturaleza. 

Me llamó una asociación, me pidieron que haga la ambientación con arreglos florales para una cena. 

Me dijeron que haga los arreglos a mi imaginación, que utilice las flores que yo quiera, pero que les ponga calas.

Me levanté temprano para ir al mercado de las flores, es mejor estar ahí a las 6,30hs. de la mañana, ver todas las flores que hay y elegir lo mejor, en calidad y precio. Si vas más tarde, no se consigue nada, porque los que tienen puestos de flores van temprano y se llevan casi todo.

Me encanta ir ahí, un puesto al lado del otro con canastos llenos de flores, la variedad de las flores cambia de acuerdo a la época del año.

Todas las flores que hay, son cultivadas en Argentina.

Bueno, lo primero que tenía que hacer es fijarme si había calas, por suerte había varios puestos que tenían, y no solo encontré calas blancas, si no que también había calas teñidas y hubo unas que me encantaron, estaban teñidas de negro. Las compré enseguida, para que otro no se las lleve. Y me fui….. con mis calas blancas y negras.

Ahora, tenía que elegir otras flores y follaje para armar los arreglos. 

Probé combinar diferentes colores, y me decidí por fresias amarillas y blancas (me encanta el aroma de las fresias, fresco, dulce, muy suave). 

Y fritillaria, es una vara larga, que tiene flores con forma de campanitas en color verde claro.

Para el follaje compré: hojas de calas, hojas verdes grandes (las dos, en diferentes tonos de verde) y unas hojas en color bordeaux. Todas con formas y colores distintos, para que en el arreglo haya variedad de texturas, alturas y crear volumen. 



Mesas

Para las mesas hice bouquet, son unos arreglos bajos, y su forma es más bien redonda.

Cuando se colocan flores en una mesa, hay que tener en cuenta que la altura no sea demasiado alta. Para que las personas que están sentadas, puedan dialogar y comunicarse cómodamente, sin tener que estar esquivando las flores.

Utilicé, fresias amarillas, fresias blancas, fritillaria, hojas de calas, y una cala negra en cada centro de mesa. 

Las calas negras llamaron muchísimo la atención, todos preguntaban donde las había conseguido.

También coloqué unos frasquitos con una vela adentro, en color morado oscuro, para que acompañe el color negro de la cala.

    


Arreglos grandes



Para completar el ambiente, diseñe unos arreglos de mayor tamaño, y los dispuse en diferentes lugares de la sala.

Coloqué la hoja grande verde hacia un costado, las calas blancas a diferentes alturas, para darle volumen. La fritillaria, acompañando la altura de las calas. Las fresias amarillas debajo, las hojas en bordeaux y una hoja de cala.


En la entrada de la sala, junto a unos escalones, hacia uno de los costados, puse uno de los arreglos grandes, coloqué piedras y entre ellas unos frasquitos con velas plateadas.








   


Quedo un ambiente agradable y muy cálido!

Cualquier consulta o comentario me pueden escribir.

Saludos.

Claudia Martin  

Diseñadora de Interiores  

Diseñadora en arreglos florales